Carcinoma espinocelular en liquen plano del labio superior

Carcinoma espinocelular en liquen plano del labio superior

piel (barc). 2014;29(1):16–19 PIEL FORMACION CONTINUADA EN DERMATOLOGIA www.elsevier.es/piel Caso clı´nico Carcinoma espinocelular en liquen plano...

1020KB Sizes 0 Downloads 76 Views

piel (barc).

2014;29(1):16–19

PIEL FORMACION CONTINUADA EN DERMATOLOGIA www.elsevier.es/piel

Caso clı´nico

Carcinoma espinocelular en liquen plano del labio superior Squamous cell carcinoma in oral lichen planus on the upper lip Juan Redondo-Mateo a,*, Karen Romero-Figueroa b, Carmen Delgado-Mucientes a y Susana Pe´rez-Santos a a b

Unidad de Dermatologı´a, Hospital General de Segovia, Segovia, Espan˜a Servicio de Anatomı´a Patolo´gica, Hospital General de Segovia, Segovia, Espan˜a

Introduccio´n El liquen plano es una enfermedad inflamatoria pruriginosa mucocuta´nea que con frecuencia afecta a la mucosa oral, siendo rara la localizacio´n en los labios1,2. El desarrollo de carcinomas epidermoides sobre liquen plano oral es rara3–5, y la localizacio´n en los labios todavı´a ma´s infrecuente6. Presentamos un caso de malignizacio´n de liquen plano oral en el labio superior.

Caso clı´nico Presentamos el caso de un varo´n con antecedentes de exposicio´n solar hasta los 40 an˜os por su trabajo en el campo, fumador de 2 cigarrillos diarios y bebedor de una copa de con˜ac hasta la edad de 64 an˜os. Siete an˜os despue´s, en el an˜o 1996, fue intervenido en el servicio de cirugı´a de un carcinoma epidermoide en la comisura labial izquierda y en 1999 de otro en el tercio medio del labio inferior con tratamiento adyuvante de radioterapia con implante de hilos de iridio. A la edad de 79 an˜os fue tratado en dermatologı´a en 3 ocasiones con los diagno´sticos de leucoplasia, queilitis actı´nica, y radiodermitis cro´nica con exe´resis, electrodiseccio´n y tratamiento to´pico con cremas de propionato de clobetasol, a´cido retinoico y emolientes con respuesta incompleta. Consulto´ un an˜o despue´s, a la edad de 80 an˜os, por lesiones erosivas y ulcerosas en los labios, sobre todo en el labio inferior que no curaban, con tratamiento emoliente. En la exploracio´n presentaba microstomia y lesiones erosivas-costrosas en toda la

extensio´n de la semimucosa del labio inferior, y en menor grado en el superior con la presencia de a´reas nacaradas blanquecinas en la mucosa yugal. Se le trato´ de liquen erosivo labial con crema de pimecrolimus, evolucionando a la remisio´n en un periodo de 20 dı´as. Se descarto´ la asociacio´n con infeccio´n por el VHC. Cinco an˜os despue´s consulto´ por una lesio´n costro-ulcerosa en la semimucosa del labio superior (fig. 1) de 3 meses de evolucio´n que no mejoraba con diversos tratamientos to´picos. Los cultivos bacteriolo´gico y micolo´gico fueron negativos y se le practico´ una biopsia que fue informada de carcinoma epidermoide, por lo que fue intervenido quiru´rgicamente realizando una exe´resis en cun˜a de la lesio´n. El diagno´stico anatomopatolo´gico ante la comprobacio´n de lengu¨etas epiteliales infiltrantes (fig. 2 A) y lengu¨etas de carcinoma invasor desdiferenciado, junto con perlas co´rneas e infiltrado linfoide (fig. 2 B) fue de carcinoma epidermoide infiltrante y con presencia, tanto en el extremo cuta´neo como en el mucoso, de un infiltrado inflamatorio linfoplasmocitario superficial en la la´mina propia que comprometı´a a la interfase epitelio-estromal, asociado a degeneracio´n vacuolar de la capa basal, hendiduras subepiteliales focales, exocitosis de escasas ce´lulas inflamatorias mononucleares, hiperplasia epitelial descendente y presencia de queratinocitos necro´ticos aislados (cuerpos de Civatte), sin presencia de displasia epitelial en los bordes quiru´rgicos (fig. 3 A y B), datos concordantes con liquen plano. Se revisaron las preparaciones histolo´gicas de las biopsias y exe´resis previas de queilitis, y leucoplasia y radiodermitis cro´nica, y se comprobo´ hiperplasia epitelial marcada, paraqueratosis e intenso infiltrado linfoplasmocitario de distribucio´n liquenoide y perivascular sin signos displa´sicos, hiperplasia

* Autor para correspondencia. Correo electro´nico: [email protected] (J. Redondo-Mateo). 0213-9251/$ – see front matter # 2013 Elsevier Espan˜a, S.L. Todos los derechos reservados. http://dx.doi.org/10.1016/j.piel.2013.07.009

piel (barc).

2014;29(1):16–19

17

´ reas nacaradas en la mucosa yugal. ´ lcero-costrosa en el labio superior (flecha). B. A Figura 1 – A. Lesio´n erosivo-u

Figura 2 – A. En su mitad izquierda a´rea de liquen con una dermatitis de interfase (infiltrado en banda de la unio´n) y hacia la derecha lengu ¨ etas epiteliales infiltrantes (hematoxilina-eosina T 10. B. Lengu ¨ etas de carcinoma invasor de borde desdiferenciado (sin capa basal) y perlas co´rneas con infiltrado linfoide (hematoxilina-eosina T 20).

Figura 3 – A. Dermatitis liquenoide con elastosis del cola´geno y al fondo gla´ndula seba´cea (hematoxilina-eosina T 10). B. ´ rgico a la derecha (flecha negra). Dermatitis de interfase con queratinocitos necro´ticos, rodeados con halo claro y Borde quiru otros menos evidentes (flechas verdes).

epide´rmica papilomatosa, hiperqueratosis focalmente paraquerato´sica y erosio´n focal del epitelio, y en los casos de carcinoma del labio inferior presencia de dermatitis de interfase y queratinocitos necro´ticos.

Comentario La transformacio´n maligna del liquen oral ha sido revisada por especialistas de patologı´a oral (odontologı´a) y por

dermatologı´a oscilando entre el 0,7 y el 3,8% de los casos de liquen oral (tabla 1), aunque la exacta incidencia es difı´cil de establecer. La transformacio´n del liquen plano oral en carcinoma epidermoide suele desarrollarse en la lengua, las encı´as y el suelo de la boca7–9, raramente en el labio inferior6 y ninguno en el labio superior, correspondiendo la mayorı´a los casos al tipo erosivo ulceroso y en menor proporcio´n a las variedades atro´fica y reticular4–8, siendo las mujeres las ma´s afectadas. El periodo hasta la transformacio´n maligna oscila entre unos pocos meses a ma´s de 10

18

Tabla 1 – Datos clı´nicos de carcinomas espinocelulares en pacientes con liquen plano oral Especialidad

Paı´s

Markopoulos et al.6

1997

Odontologı´a y maxilofacial

Grecia

326

Prospectivo

4 (1 F/3 V)

Lo Muzio et al.3

1998

Odontologı´a y maxilofacial Odontologı´a

Italia

263

Prospectivo

10 (5 F/9 7 (5 F/2 6 (4 F/2 9 (8 F/1 8 (4 F/1 3 (2 F/1

Rajentheran et al.4 Eisen5 Gandolfo et al.8 Rodstro¨m et al.9 Laeijendecker et al.7 F: mujer; V: varo´n.

1999 2002 2004 2004 2005

Dermatologı´a Odontologı´a Odontologı´a Dermatologı´a

EE. UU. EE. UU. Italia Suecia Holanda

Pacientes con liquen oral

832 723 402 1028 200

Tipo de estudio

Retrospectivo Retrospectivo Prospectivo Retrospectivo Retrospectivo

Carcinomas sobre liquen oral

Carcinoma en los labios

Frecuencia de malignizacio´n (%)

Periodo de observacio´n

1 Labio inferior 0

1,3

6 meses-10 an˜os

3,8

1-10 an˜os

0

0,8

15 meses-15 an˜os

0

0,8

6 meses-2 an˜os

0

2,32

8-108 meses

0

0,8

1,6-9,6 an˜os

0

1,5

3-6 an˜os

V) V) V) V) V) V)

2014;29(1):16–19

An˜o

piel (barc).

Autor

piel (barc).

an˜os6–8, por lo que se aconseja el seguimiento cuidadoso de estos pacientes por lo menos anualmente para detectar el comienzo precoz del ca´ncer4,5,8. Nuestro paciente cumplio´ los criterios histolo´gicos de Krutchkoff para diferenciar las displasias liquenoides del liquen plano oral7, exigidos en los casos de liquen oral en su transformacio´n cancerı´gena. Otros factores de riesgo como el tabaco y el alcohol, involucrados en el ca´ncer de la cavidad bucal, no son ma´s prevalentes en los pacientes con liquen oral comparados con la poblacio´n general5,8. Pensamos que es necesaria una buena correlacio´n clinicopatolo´gica para un correcto diagno´stico ante lesiones erosivo-costrosas en la semimucosa de los labios, y que el retraso diagno´stico y procedimientos de radioterapia, electrodisecciones, junto con la falta de tratamiento adecuado3,10 en este paciente pueden haber contribuido al desarrollo de los carcinomas sobre las a´reas de liquen.

Conflicto de intereses

2014;29(1):16–19

2.

3.

4.

5.

6.

7.

8.

Los autores declaran no tener ningu´n conflicto de intereses. 9.

b i b l i o g r a f i´ a 10. 1. Silverman SJ, Gorsky M, Lozada-Nur F, Giannotti K. A prospectiv study of findings and management in 214

19

patients with otal lichen planus. Oral Sur Oral Med Oral Pathol. 1991;72:665–70. Torti D, Jorizzo J, McCarty M. Oral lichen planus. A case series with emphasis on therapy. Arch Dermatol. 2007;143:511–5. Lo Muzio L, Mignona M, Favia G, Procaccini M, Testa N, Bucci E. The posible association between oral lichen planus and oral squamous cell carcinoma: A clinical evaluation on 14 cases and a review of the literature. Oral Oncology. 1998;34:239–46. Rajentheran R, Mc Lean N, Kelly C, Reed M, Nolan A. Malignan transformation of oral lichen planus. J Surg Oncol. 1999;25:520–3. Eisen D. The clinical features, malignant potential, and systemic associations of oral liche planus: A study of 723 patients. J Am Acad Dermatol. 2002;46:207–14. Markopoulos A, Antoniades D, Papanayoyou P, Trigonidis G. Malignant potential of oral lichen planus: A follow up study of 326 patients. Oral Oncol. 1997;33:263–9. Laeijendecker R, Van Joost T, Kuizinga M, Tank B, Neumann H. Premalignant natuer of oral lichen planus. Acta Derm Venereol. 2005;85:516–20. Gandolfo S, Riichiardi L, Carrozzo M, Broccoletti R, Carbone M, Pagano M, et al. Risk of oral squamous cell carcinoma in 402 patients with oral lichen planus: A follow-up study in an Italian population. Oral Oncology. 2004;40:77–83. Ro¨dstrom P, Jontell M, Mattsson U, Holmberg E. Cancer and oral lichen planus in a Swedish population. Oral Oncology. 2004;40:131–8. Crincoli V, di Bisceglie M, Scivetti M, Lucchese A, Tecco S, Festa F. Oral lichen planus: Update on etiopathogenesis, diagnosis and treatment. Immunopharmacol Immunotoxicol. 2011;33:11–20.